¿Qué fue del Tres de Mayo Tenerife?

Si pensamos en las Islas Canarias, automáticamente nos viene a la mente playa, sol y carnaval, pero Canarias también es tierra de balonmano, de buen balonmano. Es por ello que en este capítulo hemos querido recordar al Círculo Deportivo y Cultural Tres de Mayo Tenerife.

Hoy traemos a un equipo, que durante muchos años deleitó a los isleños con grandes actuaciones en la élite española. Hablamos del Círculo Deportivo y Cultural Tres de Mayo Tenerife, fundado en 1968, aunque no fue hasta la temporada 81-82 cuando dio el salto a la División de Honor, manteniéndose ininterrumpidamente en ella hasta 1989. Cabe destacar que en la eliminatoria de ascenso en 1981, los tinerfeños vencieron a otro histórico del balonmano canario y español, como el Canteras U.D de Las Palmas, con un gol en el último segundo, cuando todo parecía perdido, de Pepe Rescaño, convertido en ídolo de la afición chicharrera para siempre.

En estos años, los mejores equipos del panorama como Barça o Atleti sufrieron, y mucho, a la escuadra canaria. Bajo el nombre de Coronas Tres de Mayo, debido al patrocinio de la tabacalera canaria, y de la mano del mítico entrenador Alfredo Castillo, llegaron incluso a jugar una Recopa de Europa en la temporada 84-85, como semifinalistas de la anterior Copa del Rey. Su aventura europea no fue del todo fructífera, ya que cayó en octavos ante el Vikingur islandés, ambos partidos se disputaron en tierras españolas.

Foto: Radio Marca Lanzarote

En 1989, tras un mal año donde solo gana cuatro partidos, desciende a Primera Nacional, poniendo así fin a un ciclo de ocho años, donde estuvo asentado en la mitad noble de la clasificación. En estos años fue el equipo más popular de la isla, incluso llegando a «robar» aficionados al C.D. Tenerife. En esta etapa, jugadores internacionales de la talla de Jan Ronnberg, Claes Hellgren o Bjorn Jilsen vistieron la camiseta de la máquina canaria, sin olvidarnos tampoco de los españoles como Nacho Novoa, Pepe Rosell, Alberto Latorre o Tini Marrero, una de las mayores personalidades de este deporte en las Islas Afortunadas. Mención aparte merece quien fuera su Presidente durante muchos años, Pepe Sicilia, un auténtico devoto de este deporte y santo y seña del club.

Regresó, como regresan los grandes, en una sola temporada. En la 90-91, ya como Liga ASOBAL. El mejor balonmano volvió al Palacio de Deportes de Tenerife. Pero las cosas ya no fueron como antes, los problemas económicos, propiciados por la falta de subvenciones públicas, hicieron que el club tuviera que ceder su plaza al Cadagua Galdar de Gran Canaria, comenzando así su periplo por Primera Nacional y División de Honor Plata. Esta última categoría la disputa por primera vez en la temporada 95-96, pero desciende ese mismo año. La directiva quería volver a ver al equipo, al menos, en segunda, y así es cuando en 2003 deciden comprar la plaza que dejaba el Fundación Granollers, pero vuelven a descender, aunque retienen la categoría debido a la renuncia del Juventud Gran Canaria. Tras esta permanencia en los despachos el equipo se mantiene, no sin problemas, en Plata hasta la temporada 2007-08. Después de este último descenso, ya no volverían nunca más a pasar de Primera Nacional.

Finalmente en 2010, con una enorme deuda económica a la espalda, sin apoyo de empresas privadas, ni de organismos públicos, se pone punto y final a su historia. La historia de un equipo pionero del balonmano canario.

El Tenerife Tres de Mayo, en la década de los años 80 trajo a las Islas Canarias la élite del balonmano español.En 1984 fue uno de los clubes fundadores de ASOBAL, pero no pudo disfrutarla como se merecía, ya que en la temporada 1991/92 cedió la plaza al C. BM. Gáldar, pero como se suele decir; esa, esa es otra historia. – Eduardo Romero

Actualmente el balonmano masculino canario, no tiene a ningún equipo en la élite española, siendo el conjunto más destacado el San José Obrero de Lanzarote, en Primera Nacional, al haber descendido este año de la División de Honor Plata.

La cosas van mucho mejor en el mundo femenino, con el Rocasa Gran Canaria en lo más alto del deporte español, consiguiendo grandes logros en los últimos años como el título de la Copa de la Reina o la Challenge Cup, pero eso es otra historia.

Para abrochar este artículo, no debemos olvidar los grandes problemas, tanto económicos como logísticos, que deben superar los clubes canarios de cualquier disciplina para poder competir con equipos peninsulares. Démosles el reconocimiento que merecen.

Sobre Luis César Vilorio
De León. Me gusta escribir, en ocasiones me sale bien
Luis César Vilorio entradas
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *