Kim ha vuelto para quedarse

Después de retirarse con tan solo 27 años, el sueco Kim Ekdahl du Rietz vuelve a competir al máximo nivel. Tras volver al Rhein Neckar Löwen alemán y fichar el mismo verano por el PSG Handball, ahora ha sido convocado de nuevo por la selección sueca para jugar el mundial 2019 de Alemania/Dinamarca.

Siempre ha sorprendido que Kim Ekdahl du Rietz no quisiese ser jugador del balonmano a pesar de su calidad. El lateral sueco comenzó con el baloncesto, pero al ver que el balonmano se le daba mejor, no dudo. Vio en este deporte una forma de poder vivir. Debutó con el Lugi HK sueco con tan solo 16 años y estuvo en las filas del club hasta los 22. Se marchó al HBC Nantes. Kim ya apuntaba alto a pesar de que no le gustase el balonmano.

Después de jugar una temporada en Francia, alcanzó el nivel con el que cualquier jugador de balonmano sueña. Jugar en la DKB Bundesliga alemana y defender la camiseta de la selección nacional de su país. Llegó al Rhein Neckar Löwen para luchar por todos los títulos con un equipo que contaba con jugadores como Uwe Gensheimer o Niklas Landin. Pero había algo que le preocupaba más que los títulos a Kim.

El calendario de partidos comenzaba a ser más exigente, ya que entre los partidos de la Bundesliga y de la EHF Champions League jugaban una media de 1 partido cada 4 días. El sueco necesitaba descanso, mental. Era abril de 2016 cuando el club y el jugador anunciaron que al final de temporada Kim Ekdahl du Rietz se retiraría del balonmano en activo con tan solo 27 años. Previamente también había dejado la selección sueca con tan solo 25 años por el cansancio que le suponía jugar tantos partidos.

Aunque nadie se lo creyese, lo hizo. Uno de los mejores laterales izquierdos del planeta balonmano colgó las zapatillas con tan solo 27 años. El balonmano no le llenaba lo suficiente y lo dejó. Pero por poco tiempo. A los 9 meses de haber anunciado su retirada, el mismo Rhein Neckar Löwen alemán le llamó para pedirle ayuda ya que se encontraban en una situación crítica debido a las lesiones de sus jugadores. Kim acepto volver a las pistas.

Volvió para los últimos 2 meses de la temporada 2017/2018, ganó la DKB Bundesliga, y encima recibió la llamada del multimillonario PSG Handball. La oferta era irrechazable. Después de estar 9 meses en el dique, el jugador tenía la oportunidad para volver a las pistas por la puerta grande y jugar con estrellas como Thierry Omeyer, Nikola Karabatic o Uwe Gensheimer, que ya fue su compañero. Así, 2 meses después de volver a las pistas, Kim Ekdahl du Rietz aceptó el reto más grande su vida, jugar para el PSG Handball francés, que aspira a ganarlo todo.

Vuelta a la selección, la guinda del pastel

La carrera del jugador sueco estaba llena de sorpresas por distintas decisiones que había tomado, pero la última ha sido más increíble aún. Kim Ekdahl du Rietz volverá a la selección sueca después jugar en 2014 su último gran torneo y dejarla con tan solo 25 años. Según ha señalado: “Vuelvo con ganas, porque lo he decidido yo. El mundial 2019 y los JJOO de Tokyo 2020 son un gran reto en esta vuelta a la selección”.

El lateral se volverá a vestir la camiseta del combinado nacional de Suecia el próximo 24 de octubre. Lo hará en Malmö en el partido que enfrentará a Suecia y España por la EHF Euro Cup. La revancha de la final del último europeo de Croacia está servida y Kim estará allí, porque ha vuelto para quedarse.

Sobre Asier Oiarbide
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *