PSG Handball, dinero si, pero… ¿felicidad?

La temporada 2015/2016 terminó, y no alegremente para el PSG Handball francés. Tras una larga y muy dura temporada el equipo dirigido por Noka Serdarusic y Staffan Olsson tan solo consiguió vencer el titulo de la LNH, la liga francesa y el Trophée des Champions. 

El proyecto del PSG Handball comenzó hace ya varios años atrás, y con un refuerzo económico brutal ya que el 4 de junio de 2012 Qatar Investment Authority se convirtió en el nuevo propietario del club francés. En cuanto llegó, el presupuesto del equipo de la capital pasó a ser el mas elevado de la categoría, con una gran diferencia. El presupuesto del club, ascendió en un 276%, de tener 2.450.000€ de presupuesto pasaron a tener uno de 9.223.780€, una barbaridad.

El inicio no fue muy difícil, y para ser los primeros años la afición estaba muy contenta. Los fichajes de jugadores como Mikkel Hansen, Luc Abalo o Didier Dinart daban mucho que hablar de este proyecto que acababa de empezar. En 2013, la primera temporada desde que llegaron los qatarís al club fue perfecta, ya que consiguieron vencer su primer titulo de la LNH. Los jugadores se sentían contentos y tenían una gran ambición por seguir apoyando a este proyecto que no hacía mas que crecer.

Las ganas y el hambre de éxito de los dirigentes se reflejaban en los actos, que para la siguiente temporada volvieron a ascender el presupuesto, hasta los 13.580.000€, presupuesto que nadie tenia en la temporada 2012/2013 en el panorama del balonmano. El proyecto ya iba cogiendo una pinta muy seria y los qatarís apostaron de verdad por la sección de balonmano.

Siguieron llegando fichajes, Thierry Omeyer, William Accambray, Samuel Honrubia y muchos más. Todo se les ponía muy de cara sin apenas haber jugado,  ya que sobre el papel eran el mejor equipo del país y casi de Europa. Pero no todo es como parece. La temporada 2014/2015 parecía que iba a ser muy llevadera para el equipo, a nivel de Francia por lo menos, pero no fue así. El titulo ligero se les escapó ya que el USDK Dunkerque consiguió sobreponerse tras muchas jornadas disputadas. Los que en el aquel tiempo eran entrenados por Philippe Gardent, vencieron la Coupe de France y el Trophee des Champions, otro titulo a nivel nacional.

Foto: PSG Hanbdall

Todos ponían en duda la capacidad del técnico francés para llevar un equipo con tantos jugadores de elevada calidad, así que al final de la campaña fue cesado. El sustituto en el cargo fue el veterano Noka Serdarusic, que contaría con la ayuda de Steffan Olsson en el banquillo.

Fichajes y más fichajes, los hermanos Karabatic aterrizaron en París para fichar por el equipo de la capital el verano anterior. El equipo ya daba hasta miedo, más que nada porque cualquiera de los jugadores tendría la capacidad de estar jugando en los mejores clubes del mundo. La temporada empezó muy bien, en todas las competiciones además. Parecía que el fichaje del técnico estaba causando efecto muy pronto.

Pero según avanzaba la campaña, el Montpellier HB les arrebató la Coupe de la Ligue después de jugar una muy buena final. Además de eso, tras ser derrotados por 39-32 la Coupe de France también puso rumbo a Montpellier. Aparecían los fantasmas por París, pero tener la liga que más tarde habrían ganado bajo control por así decirlo, y estar a punto de clasificarse para su primera EHF Final4 tranquilizaba a la población.

El equipo se plantó finalmente en la mayor fiesta del balonmano europeo, tras eliminar por 52-60 en el computo global a un RK Zagreb dirigido por Veselin Vujovic que venía de eliminar al Rhein Neckar Löwen alemán. La ilusión abundaba entre los jugadores y aficionados. En frente tendrían al KS Kielce polaco con Talant Dujshebaev al mando.

Tras un igualadísimo partido los polacos vencieron la semifinal mandando así al PSG Handball a jugar la final de consolación ante el THW Kiel alemán. Muchísima gente se sorprendió al ver caer eliminado a este estratosférico equipo. Era el último partido de la temporada para los franceses, y lo vencieron, pero ¿esto dejó un buen sabor de boca a todos los seguidores?

Teniendo en cuenta el potencial económico que tiene el club, y los jugadores que han conseguido fichar, ganar solo 2 titulos de todos los que han disputado durante la temporada no es un logro como para echar cohetes.

La temporada 2016-2017 esta apunto de empezar, y el primer título que pueden vencer es nada más que la IHF Súper Globe a la que irán gracias a una invitacion. El equipo se ha reforzado de nuevo con jugadores como Uwe Gensheimer, Luka Stepancic o Jesper Nielsen , cerrando así una de las mejores plantillas de la historia de este deporte. Habrá que ver cómo se las agencian Noka Serdarusic y Staffan Olsson con tanto gallo en el mismo corral.

A pesar de todo esto, lo que está claro en París es que la famosa frase que dice que”el dinero no da la felicidad“, no es una tonteria, o de momento por lo menos.

Sobre Asier Oiarbide
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *