En el peor momento

Era el mejor torneo para colgarse una medalla al cuello, había vuelto Lino Cervar al banquillo después de tantas alegrías junto a él y todo el país estaba volcado con la selección, pero apareció Francia para hacer más amarga la tarde del 24 de enero de 2018. Croacia cayó eliminada del europeo tras perder el partido que les daba el pase a las semifinales. 

Croacia no se quedaba fuera de la lucha de las medallas desde el europeo 2004 que se disputó en Eslovenia. El país balcánico, sumaba desde aquel campeonato la friolera de 2 medallas de bronce y otras 2 de plata en torneos europeos. Parecía que en su casa se podrían colgar por primera vez la medalla de oro de un campeonato de Europa, pero no fue así. Tras sumar su segunda derrota en 6 partidos quedaron definitivamente fuera de la lucha.

El patrón fue el mismo tanto en la fase grupos como en la Main Round. Los pupilos de Lino Cervar empezaban cada fase con muchas ganas consiguiendo así 4 puntos en los primeros 2 partidos, pero en el último y definitivo las cosas cambiaban. En las dos fases llegaban al último partido con la posibilidad de cerrar esta como primeros de grupo, pero en ambas cayeron derrotados. Primero fue Suecia el equipo que venció a los anfitriones y después Francia.

La figura de Domagoj Duvnjak iba a tener mucha importancia en este gran torneo. El astro croata venía de tener una lesión grave en su rodilla, pero este era el acontecimiento más importante de la temporada para él y trabajo mucho para llegar a disputarlo. Las malas noticias no tardaron en llegar. En el primer partido, ante Serbia, el jugador del THW Kiel alemán se lesionó para no jugar ningún partido más en el torneo. Croacia se quedo sin su mayor referencia.

Otro de los factores que han podido repercutir en la tan dolorosa eliminación de Croacia ha sido la edad. Los jugadores seleccionados por Lino Cervar tenían mucha experiencia en grandes torneos y la veteranía siempre es un grado, pero el físico no acompañaba las ganas del jugador muchas veces. La última vez que Croacia ganó una medalla de oro (JJOO Atenas 2004) la media de edad fue de 27 años. En este último europeo en cambio, esta ha sido de 29,5 años, teniendo así 9 jugadores que superan los 31 años en el grupo.

Los últimos 15 años habían sido una época dorada para el balonmano croata. El país balcánico sumaba desde el campeonato del mundo de 2003 nada más que 10 medallas en su palmarés entre europeos, mundiales y JJOO. Dos oros, cuatro platas y cuatro bronces resumen los últimos 15 años de Croacia.

La de ayer era la tarde definitiva, era cuestión de vida o muerte. Croacia, arropada por un Zagreb Arena abarrotado tenía que luchar ante Francia por estar en las semifinales de su torneo. Los galos venían de caer antes de las semifinales en el último europeo y el hambre de medalla era enorme. Croacia, venía de ganar a Noruega y Bielorrusia para llegar a la última jornada con opciones. El resultado de la batalla final fue una victoria por 27-30 para Les Experts.

Nada podía presagiar una eliminación de Croacia a las puertas de las semifinales viendo su plantilla, su afición y sobre todo su trayectoria. Era el mejor momento para colgarse por primera vez un oro europeo, con todo el país volcado y un inicio de torneo impecable, pero en el peor momento aparecieron los fantasmas. Primero en el Spaladium Arena de Split y en el Zagreb Arena de la capital croata 8 días más tarde.

 Foto: EHF/Uros Hocevar

Sobre Asier Oiarbide
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *