A seguir con la racha

Noruega organizaba parte de este campeonato de Europa, y como no podía ser de otra manera, su gente podrá disfrutar viendo a su selección en las semifinales del torneo ante Croacia. Los escandinavos son el único equipo que se ha clasificado con un pleno de victorias hasta ahora. Han sido 7 en 7 encuentros.

Desde que en 2014 Christian Berge llegase a la dirección de la selección Noruega, las cosas han cambiado, y mucho además. El técnico de Trondheim ha ido forjando un proyecto con mezclado de jóvenes talentos y otros más experimentados para hacer ahora mismo una de las mejores selecciones del planeta. Actualmente, para muchos aficionados Noruega es la selección que mejor practica el balonmano, y es que es una selección muy completa en todas las facetas.

«Creo que el partido ante Croacia será muy físico y es el partido más importante que hemos jugado hasta ahora. No me gusta hablar de favoritos, solo quiero ganar todos los encuentros que disputemos. Llegamos fuertes y con ganas de hacer historia.» – Christian Berge

Además de su gran juego colectivo, ahora mismo cuenta en sus filas con el que probablemente es el jugador más desequilibrante del planeta. Sanser Sagosen, con tan solo 24 años domina el planeta balonmano a su gusto. En este torneo lleva 51 goles y 39 asistencias en tan solo 7 partidos. El astro nórdico es sin duda la clave de este equipo. Desde hace 4 años, siempre ha estado en el All Star Team del torneo disputado, y eso habla por sí solo. En 2016 y 2018 fue elegido mejor central y en 2017 y 2019, mejor lateral izquierdo. Casi nada.

Los extremos, los aviones, los incombustibles. Kristian Bjornsen y Magnus Jondal son sin duda los pulmones de este equipo que dirije Berge. Tal es su capacidad física que suelen disputar la mayoría de loa partidos completos en la pista. Ambos suman 37 goles, pero también destaca su gran eficacia. En el caso de Jondal, ha anotado 27 de sus 38 lanzamientos a portería. Un 71%, que lo hacen ser uno de los jugadores más eficaces del campoenato.

Hasta 2016, Noruega no había conseguido nunca una medalla y tampoco se había clasificado para las semifinales de un campeonato de Europa, Mundial o JJOO. A día de hoy, se ha clasificado para cuatro semifinales, y en dos ocasiones ha conseguido una medalla. En el mundial de Francia 2017 y en el mundial de Alemania/Dinamarca 2019, el conjunto nórdico se llevó la medalla de plata. ¿Será esta la ocasión definitiva?

Su rival será una Croacia que físicamente ha demostrado ser una potencia. Jugadores como Domagoj Duvnjak o Luka Stepancic pueden poner en aprietos a Noruega, aunque ya ha demostrado saber jugar partidos importantes sin nervios y con una seguridad que no es habitual ver en una selección que todavía no ha ganado nunca un campeonato.

Sobre Asier Oiarbide
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *