La naranja mecánica se queda en chasis

Es el IFK Kristianstad sueco, el equipo la temporada pasada recibió el apodo de “Naranja mecánica” tras hacer una campaña de escándalo. Se coronaron en su país ganando la Handbollsligan y encima en la EHF Champions League consiguieron asustar y sorprender a los grandes de este deporte.

El equipo que aún dirige el sueco también Ola Lindgren,  fue la revelación de la pasada temporada en el continente europeo. Esto no fue trabajo de una temporada, ya que los nórdicos consiguieron acceder a la fase de grupos de la mayor competición europea tras ser campeones en la temporada 2014/2015 de la liga nacional sueca.

Todo parecía muy bonito, y así fue hasta que la temporada pasada llegase a su fin. La campaña 2015/2016 la afrontaban muy ilusionados todos los jugadores, y el cuerpo técnico tambien. Esta temporada jugarían la EHF Champions League, casi nada.

La liga nacional, era llevadera para el club ya que tenían cierta superioridad frente a los otros clubes por la calidad de sus jugadores. Solo perdieron 2 partidos en toda la temporada, ganando así todos los demás, y esto les daba mucha confianza para afrontar una competición de mayor calidad. Parecía que podían ser la típica cenicienta que entra como novato a una competición, pero no estaban dispuestos a serlo. Con resultados muy buenos, como una derrota por 34-32 ante el FC Barcelona, este equipo ya hacia que la gente se fijara en él.

Esto no se iba a quedar así y la confianza en los jugadores de Ola Lindgren era abundante. Consiguiendo ganar 32-29 al Rhein Neckar Löwen, campeón actual de Alemania, este equipo era un serio adversario para todos. El mítico Kif Kolding danés tambien lo consiguieron derrotar.

img_20161124_115203
Foto: IFK Kristianstad

Como decía anteriormente, no todo iba a ser un camino de rosas hacia la gloria, porque después de saltar al escaparate europeo, los equipos se abalanzaron a por los jugadores del equipo sueco. No fue 1 jugador el que gusto a muchos equipos de Europa. Fueron más de 3.

Ante ofertas de clubes de la DKB Bundesliga o de la Lidl StarLigue, pocos jugadores jóvenes se resisten, y eso fue lo que pasó. Aquí llego el desmantelamiento del equipo marchándose las claves de este como eran el noruego Christian O’Sullivan (SC Magdeburg), Andreas Cederholm (Toulouse HB), Iman Jamali (Meshkov Brest) o Kristian Bjornsen (HSG Wetzlar). El club no podía hacer nada por igualar las llamativas ofertas de clubes con mayor potencia económica ademas de jugar en una liga más competitiva.

Ante estos sucesos, solo queda mirar hacia adelante, y los suecos estaban dispuestos a hacerlo, acompañados por Ola Lindgren en el banquillo, entrenador que los llevo a la gloria. Así comenzaron a preparar la temporada que se avecinaba tras un intenso verano intentando rehacer el equipo.

El equipo no es el mismo en esta temporada 2016/2017 y esto salta a la vista de muchos aficionados, pero los suecos salen a darlo todo cada partido y no dan un balón por perdido. Las buenas noticias llegan al club, cuando el equipo está dando la talla en la EHF Cahampions League y es líder de la liga nacional por delante del Alingsas HK. Pero no todo es bonito, repito. Solo se han consumido 4 meses de temporada, y el IFK Kristianstad ya sabe que la  temporada que viene no podrá contar con Jerry Tollbring, la joven estrella del club que ha fichado por el Rhein Neckar Löwen alemán a partir de la siguiente temporada. Además de eso, según medios nórdicos, el club ya está recibiendo ofertas por el joven portero montenegrino de 23 años, Nebojsa Simic, que se está saliendo.

No dejan de asombrar los del IFK Kristianstad, pero la verdad es que, la naranja mecánica se queda en chasis.

Sobre Asier Oiarbide
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *