EL GUÍA TURÍSTICO: Marc Cañellas

Tras formarse y crecer como jugador en el BM Granollers, el joven central de Santa María de Palautordera ha seguido los pasos de su hermano Joan. Marc Cañellas dejó este verano la ciudad vallesana para convertirse en nuevo jugador del IFK Kristianstad sueco y jugar así en la EHF Champions League. Hemos hablado con el para que nos cuente sus vivencias en tierras nórdicas. 

Pregunta. ¿Cuál fue la primera impresión al llegar al equipo? y ¿La primera impresión
de la ciudad?

Respuesta. La primera impresión del equipo fue que tenia mucho potencial pero que había mucho por construir porque había muchos jugadores nuevos y jóvenes. Por lo que respecta a la ciudad, en verano me pareció muy bonita, llena de flores, canales de agua, buen ambiente y con un inusual calor por ser Suecia.

P. ¿Cómo fue tu adaptación en el equipo cuando llegaste? ¿Quienes fueron las personas que más te ayudaron a integrarte en él?

R. A nivel de juego la adaptación al equipo llevo un tiempo ya que el estilo de juego español y el sueco son bastante distintos. Con los primeros que me fui entendiendo más en la pista fueron los pivotes pero poco a poco creo que he ido entendiendo como se juega aquí y he intentado aportar mi estilo con ciertas jugadas. Digamos que yo soy un poco más sueco, pero el equipo también es un poco más español.

Richard Kappelin me ha ayudado mucho con este proceso dado que habla español, conoce el juego de aquí y de allí, y entendía las dudas que iban surgiendo en este nuevo equipo. De todos modos, todo el equipo ha sido muy acogedor, el hecho de que seamos un grupo joven ayuda. Y yendo más lejos a nivel de club y ciudad me siento muy bien arropado y valorado.

P. ¿Qué tal te ha ido con el idioma desde entonces?

R. Con el sueco estoy teniendo dificultades porque debido a la incompatibilidad por horarios no he podido hacer las clases que ofrece el estado para inmigrantes. Desde hace poco estaba estudiando por mi cuenta, pero es complicado aprender sin un guión. Por suerte, hace 1 mes un hombre vinculado al club, que vivió en España 10 años, se ofreció para enseñarme sueco desinteresadamente y desde entonces no solo esta haciendo eso sino que también me esta ayudando con cualquier problema.

P. ¿Cómo es la vida allí?

R. La vida en Kristianstad es bastante tranquila, la ciudad no es muy grande, tiene unos 60.000 habitantes, creo, y a la que empieza a hacer frío a la gente le gusta quedarse en casa. Lo único que rompe la tranquilidad es cuando hay partido, la gente se vuelca al balonmano y cada partido van unas 4.000 personas de media al pabellón.

P. ¿Cómo seria un día normal en la vida de Marc Cañellas en Kristianstad? ¿Qué haces en tu tiempo libre?

R. Ahora que estoy viviendo solo, porque mi novia esta en Barcelona, todavía mi día a día está muy centrado en el balonmano. Me levanto a las 8:30 para desayunar, entrenamiento de gimnasio a las 10:00, comemos con los compañeros del equipo en el pabellón hacia las 12:30, descanso hasta las 15:00 mirando alguna serie o venerando a mi querida siesta, a las 16:00 entreno de pista y después de entrenar, pasar por el supermercado si es necesario, estudiar algo de sueco, cenar temprano hacia las 20:00 y mirar alguna serie antes de dormir.

Los días que tenemos libre a parte de mirar series, ir al gimnasio o jugar al fornite, he ido a jugar a padel varias veces por la ciudad, aquí no hace tanto que se ha puesto de moda pero ahora es muy trending. También tengo pendientes visitas por ciudades cercanas que me han dicho que están bien y donde tengo algún contacto español para que me enseñe la zona.

Foto: IFK Kristianstad

P. En tu opinión ¿Cuáles crees que son las diferencias con el balonmano en España?

R. A nivel táctico el balonmano español es más elaborado, se estudian más los rivales, más videos, el juego es más paciente, los ataques más largos. En cambio, el balonmano sueco es mejor en el aspecto físico, se corre mucho más, los ataques son más cortos y se lanza más de fuera, por eso se juega con el pivote saltando, con pases por arriba, en vez de con pasos en bote o sin saltar como es más común en el balonmano español. Por último, las defensas abiertas son más comunes en el balonmano español, por eso seguramente las atacamos mejor.

P. ¿Qué recomendarías visitar a una persona que viajase por primera vez a Kristianstad?

R. Al ser una ciudad pequeña se puede ver todo lo bonito en poco tiempo. Recomendaría pasar un fin de semana en Kristianstad, caminar por el centro de la ciudad, por los canales, por el parque, por los lagos, visitar la iglesia, el museo de vida salvaje de skåne y no perderse nuestro partido el sábado.

P. Algo positivo y algo negativo de Suecia

R. Algo positivo es que es una sociedad muy avanzada con gran calidad de vida en la que el balonmano se vive mucho. Lo negativo es que hace frío y es un poco más caro que España.

P. Por último, ¿Qué es lo que más echas de menos de España?

R. En primer lugar a mi pareja, que en febrero ya viene a vivir conmigo pero que hasta entonces está en Barcelona. Familia y amigos van seguidos en lo que hecho de menos. Y lo siguiente ya sería un buen chuletón o entrecot, aquí la carne es muy cara y no es ni la mitad de buena.

Sobre Judit Blanco
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *