Corea del Sur ha vuelto

Tras las victorias ante Francia, Australia y Brasil, y el empate con Dinamarca en el mundial que se está disputando en Japón, podemos decir que la selección asiática ha vuelto y parece que para quedarse. Corea del Sur está volviendo a su ser.

Los más aficionados a este deporte recordarán aquella selección surcoreana que en el año 1995 ganó el Mundial de Austria y Hungría con la extremo Lim O-Kyeong como máxima referente. Tras este éxito, siendo la primera selección no europea en conseguir una medalla mundialista, desapareció de la lucha por los puestos de cabeza en estos campeonatos, con la excepción del bronce en Croacia 2003.

Mención aparte merecen sus actuaciones en los Juegos Olímpicos. Oro en Seúl’88 y Barcelona’92, tres platas en Los Ángeles’84, Atlanta’96 y Atenas’04 y un bronce en Pekín’08. Además de dos cuartos puestos en Sydney’00 y Londres’12, donde cayeron con nuestras Guerreras en el partido del histórico bronce español. En resumidas cuentas, un palmarés de lujo.

Este Mundial de Japón ha sido enfocado por la totalidad de los equipos como el ensayo general de los JJOO del próximo verano en Tokio. Por tanto, lo que veamos aquí será la base para el tan ansiado evento. En el caso surcoreano llegaban a Kumamoto después de ganar con bastante solvencia el Campeonato Asiático y con la etiqueta de «tapadas», pues en un grupo con selecciones como Francia, Dinamarca, Alemania o Brasil, casi nadie daba opciones a las pupilas de Jae Won Kang de clasificarse a la Main Round.

La victoria ante Francia (26-29) en un partido donde las galas tuvieron escasa efectividad de cara a puerta, muy lejos de sus números habituales. Esto no fue un demérito de Les Blues sino mérito de la defensa coreana, muy rápida en los balances y con mucha movilidad provocando multitud de pérdidas de balón a las francesas. En la faceta ofensiva la más destacada fue la jugadora del Issy París, Eun Hee Ryu, capaz de meter la friolera de 12 tantos en 17 intentos. Sin duda la estrella de esta selección. Su ataque también se centró mucho en la continua movilidad de sus pivotes para crear situación de 2×1 a la defensa europea.

El partido ante Dinamarca (26-26) fue la confirmación de que la gran actuación ante Francia no fue flor de un día. Las coreanas volvieron a apostar por el mismo guión que en su primer partido. El peso del ataque para Ryu (nueve goles) y la defensa muy móvil y saliendo bastante a nueve metros para evitar los lanzamientos exteriores de las nórdicas. Dinamarca tuvo una primera mitad bastante desacertada de cara a puerta yéndose al descanso marcando solo 10 goles. El intermedio vino muy bien a las de Klavss Jorgenssen, pues a la salida de vestuarios endosaron dos parciales de 4-1 y 4-0 en el primer cuarto de hora, pareciendo que el partido caería del lado europeo. Una reacción a tiempo de las coreanas, lideradas por Eun Ryu evitaba que las nórdicas se alejaran en el marcador. Con un marcador de 26-26 se llegaba al minuto 28:57 de partido, con una defensa asiática muy abierta para intentar provocar una pérdida de balón a las europeas. Un error en el lanzamiento de Stine Jorgenssen daba la oportunidad a Corea de atacar para ganar el partido, y aquí vendría la acción más polémica en lo que llevamos de Mundial. A falta de seis segundos para que sonara la bocina, Migyeong Lee colgaba un fly para Sim Haein que lanzaba con tres jugadoras danesas dentro del área molestando su lanzamiento, las colegiadas del partido no apreciaron infracción y dejando estupefacto al banquillo surcoreano.

Su último partido ante Brasil tampoco iba a ser sencillo. Las de Dueñas son una selección que sabe a lo que juega y lo hace muy bien. El partido comenzó con un toma y daca continúo hasta el minuto 12, cuando las coreanas metieron un parcial de 6-0 y rompieron prácticamente el partido, a partir de ahí continuó el intercambio constante de goles con protagonismo para la brasileña Eduarda Amorin, máxima anotadora del encuentro con nueve goles. En el lado opuesto, las mejores fueron Shin y Ryu, con ocho goles cada una.

Ahora le queda una pruebas más ¿Cuál será el techo de las asiáticas? ¿Volverán a casa con medalla? y la pregunta más importante ¿Cómo será su torneo olímpico? Solo el tiempo lo dirá, mientras tanto seguiremos disfrutando con ellas.

Sobre Luis César Vilorio
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *